Diseñar por y para las personas

Don Norman

Diseñar por y para las personas

Hace unos días, leía la entrevista de Mariko Hewer de Association for Psychological Science a Don Norman. Una interesante discusión sobre el papel que debe jugar la psicología en el diseño UX.

En 1979, Norman y algunos colegas fueron llamados para analizar las causas de un desastre Nuclear en Pennsylvania. Tras un estudio minucioso,  la conclusión de Norman y sus colegas fue que “...Los operadores no habían hecho nada malo, sino que más bien fue un problema de diseño en la maquinaria, como si su propósito fuera hacer que las personas se equivocaran…

Norman estudió y enseñó Psicología Aplicada en la Universidad de California, especializándose en temas como Memoria, Error Humano y Resolución de Problemas. Tras muchos años de experiencia, Norman asegura que cuando falla la maquinaria en lo que, a priori, parecen ser errores humanos, suelen ser en realidad problemas causados ​​por sistemas mal diseñados.

A medida que los sistemas utilizados por los seres humanos se vuelven cada vez más sofisticados se han presentado más oportunidades para la Psicología aplicada al diseño. Entre los grandes especialistas en Psoclogía aplicada al diseño UX, se encuentran muchos alumnos de Norman, muchos de los cuales trabajan en Silicon Valley.

El caso de Don Norman es curioso. Se prejubiló en 1993, para ir a trabajar a Apple como Vice Presidente del Apple’s Advanced Technology Group. Cambio que le permitió ver de primera mano las grandes diferencias entre la investigación aplicada a la docencia y el sector privado, con intereses, a priori, muy diferentes.

“En la Universidad de California en San Diego, los ordenadores en aquellos días eran muy complejos y difíciles de usar. Conscientes del problema, aplicamos principios de Psicología al diseño de equipos complejos. Inicialmente todo era investigación teórica y tenía la necesidad de llevarlo a cabo y aportar el know how a proyectos reales”,

comenta Norman.

“Lo que aprendí en Apple, fue realmente para mi un gran avance. Cuando eres académico, piensas que entiendes a la perfección cómo aplicar los principios de la Psicología, pero cuando estás en el mundo de los negocios tratando de aplicarlas, te das cuenta de las limitaciones de su conocimiento. El día a día en el desarrollo me enseñó gran parte de lo que desconocía”.

El trabajo de Norman en Apple ha contribuido al desarrollo de un nuevo campo,  la interacción humano-computadora.

“El diseño va mucho más allá. Es una forma de pensar, centrada en el hombre y pone foco en las personas que utilizan el producto o servicio”,

Según comenta Norman en la entrevista:

“Con los años, hemos aprendido a comenzar realizando una profunda observación de las personas en su entorno natural. A continuación se realiza un ciclo iterativo de ideas y creación de prototipos para pasar a las pruebas. Esta metodología permite aplicar la Psicología al Diseño y obtener resultados coherentes. La Psicología influye enormemente en nuestra forma de hacer las cosas, en la forma en que interactuamos con el mundo y los objetos que nos rodean. En la actualidad, es difícil encontrar Psicólogos centrados en esta investigación. Es una pena, porque obliga a Ingenieros y Diseñadores a aplicar generalidades para desarrollar sus productos.

El sector de la tecnología es un nicho enorme donde hay puestos de trabajo y becas de investigación  y financiación para los Psicólogos. Norman se lamenta preguntándose, Por qué los psicólogos han abandonado este gran rompecabezas y añade que, este campo no habla sólo de las grandes equipos industriales, trata de toda la tecnología que usamos diariamente y que hace nuestra vida más sencilla. En este punto es donde teoría y mundo real confluyen.

“La actividad más gratificante es estar a medio camino entre Investigación y Desarrollo. Del laboratorio a la materialización de productos. La combinación es poderosa. He defendido firmemente que todos nuestros profesionales deben pasar un tiempo en la industria. Cuando se intenta aplicar el know how, se mejoran las aplicaciones que, a su vez, impulsan la teoría, y la teoría avanza aplicando. Las aplicaciones tienen que ser reales y para ello es básico conocer y estudiar el mundo real con gente real, en situaciones reales. Muchos experimentos sencillos de laboratorio permiten un gran control, pero son tan poco realistas que la Industria los ignora por no ser viables.”

El libro de Norman, “The Design of Everyday Things”, escrito en 1988 y revisado en 2014, muestra cómo los principios de la Psicología pueden aplicarse al mundo de diseño.

“El valor real de la ciencia es aplicar la teoría  y los experimentos de laboratorio sobre objetos reales, y gente real en situaciones reales. El mundo ha de entender cómo se comporta realmente la gente en cada situación en particular”.

Norman cree que esto es particularmente relevante cuando se trata de la tecnología dado su crecimiento exponencial. La creación de productos fáciles de usar es de suma importancia:

“Para construir una buena tecnología, tenemos que entenderla y sobre todo entender a las personas que la usarán. Es necesario diseñar por y para las personas”

Don Norman sigue practicando lo que predica. A pesar de que se ha retirado dos veces (es Profesor Emérito de la UC San Diego y Noroeste), San Diego ha contado con él para dirigir el recién formado Design Lab, con aspiraciones de convertirse en el centro mundial para el estudio de el diseño centrado en el hombre.

Entrevista original Design with Humans in Mind.

1 Comment

Comments are closed.